Abril 19, 2013

Los colombianos que conquistaron el Báltico: Jürmala, un trampolín para Europa

A tan solo 25 kilómetros de Riga, la capital de Letonia, se encuentra la costera ciudad de Jürmala, fundada como tal en 1959 luego de mucha historia siendo parte de la capital. Con tan solo 56.060 habitantes se levanta un lugar en el que predominan las casas antiguas de madera, que se combinan con los impulsos modernos de la arquitectura y una hermosa playa en el mar báltico de 33 kilómetros de longitud.

Al fútbol profesional letón la ciudad llegó a unirse en 2007 cuando se creó el equipo más representativo de allí, el Spartaks Jürmala. Un año después fue fundado el F.C. Jürmala y así la ciudad comenzó su división de colores.

Desde hace 2 años el Spartaks comenzó a teñir su corta historia con el amarillo, azul y rojo. El primero en llegar al país fue el delantero David Cortés, en 2011, aunque lo hizo primero al F.K. Jelgava, pasó unos meses a Moldavia a jugar con el F.C Sheriff para luego llegar al equipo más antiguo de Jürmala.

Después de él llegó un grupo que conformaban Ezequiel Palomeque, defensa central, el volante de creación Daniel Buitrago y el volante mixto Carlos Rúa, que había pasado cuatro meses entrenando con Udinese de Italia. 

El último en sumarse en esa temporada, en la que el equipo jugaba la segunda división, fue Jairo Mosquera quien ya había pasado por Paraguay jugando con Guaraní.

Ese año Spartaks consiguió su capítulo más importante: lograron el ascenso. Con una excelente temporada, el equipo de los colombianos llegó a 52 puntos con 16 juegos ganados, 4 empatados y 4 perdidos. Sumaron 74 goles, 26 de ellos con sello tricolor.

Jugaron la promoción ante Olimps, el juego de ida acabó 2-1 a favor de Spartaks con gol de Rúa, la vuelta determinó que los de Jürmala se quedaban con el cupo en la Primera División con un global de 4-1.

Para la primera temporada en la máxima división del fútbol letón solo partió uno de los cinco. Palomeque dejó el club para jugar en Bielorusia con el F.K. Gomel de primera división, con el que disfrutó de jugar un campeonato europeo, la Europa League, competencia que le permitió visitar el terreno de Anfield en el partido ante Liverpool de la tercera ronda.

Ante la baja de Ezequiel, Spartaks se llevó a Duván Castañeda, lateral derecho, José Mesa, central, y Francisco Serna, delantero.

El equipo terminó quinto con 49 puntos y 56 goles anotados, 24 de ellos por nuestros compatriotas. El cupo a Europa League se alejó por 25 puntos, una diferencia bastante marcada, tan marcada como la que hubo con el descenso de 22 puntos.

De este equipo sobrevivió sólo Castañeda. Mosquera, Rúa, Cortés y Buitrago partieron al fútbol de Rusia. Jairo, Carlos y David fueron contratados por el Salyut de la Segunda División, mientras Buitrago, primero en partir, llegó al Spartak Nal'chik que en ese momento estaba en Primera, ahora disputa el ascenso.

Meza y Serna regresaron al país y actualmente no tienen equipo, al igual que Palomeque, quien abandonó el Gomel y Cortés que regresó de Rusia a Letonia al final de temporada y luego no tuvo espacio por problemas contractuales. Se probó en Estados Unidos con Colorado Rapids, sin éxito, y sonó para reforzar a Santa Fe.

Agudelo, por el contrario, tenía todo para quedarse en Spartaks pero una lesión se lo impidió por lo que tuvo que regresar al país a recuperarse y su contrato terminó.

En la temporada actual, Spartaks Jürmala se ubica séptimo con 4 puntos y tan solo 3 partidos jugados. A Duván lo acompañan ahora el delantero Kevin Mena, primo del también delantero Daley Mena que juega en los Dorados de Sinaloa de México, Luis Angulo, quien aún no debuta, y Daniel García que alcanzó a jugar la Copa Colombia con el Medellín en 2011.

De estos jugadores el promedio de edad es de 21 años, todos juveniles excepto Mosquera que tiene 26 años. El más joven es Angulo que tiene 18 años.

Además, sólo Mena ha llegado al equipo letón por un intermediario diferente a la escuela de fútbol de Medellín ‘Gallegol', que dirige el profesor Nelson Gallego, quien fuera el entrenador de delanteros del Medellín en la última etapa del ‘Bolillo' Gómez como estratega ‘poderoso'.

En los registros del Spartaks Jürmala está que Daniel Buitrago y David Cortés son los jugadores que más goles cosecharon, ambos con 12 anotaciones.

Los demás goles colombianos del club se los reparten entre Jairo Mosquera con 9, Carlos Rúa con 6, Diego Agudelo y Ezequiel Palomeque con 5 y Duván Castañeda con 1.

La puerta está abierta en este paraíso báltico para que más colombianos lleguen a seguir con el legado que han venido dejando estos jugadores. Seguramente no es el destino futbolístico más atractivo, pero sí es un trampolín a diferentes países europeos que muchos jugadores del país quisieran poder tener.