Agosto 18, 2016

“No hubo puñetazo”: Eduardo Pimentel le respondió a la Dimayor

La Dimayor publicó este miércoles que Pimentel, asistente técnico del Boyacá Chicó, fue "sancionado con treinta y cuatro millones cuatrocientos setenta y dos mil setecientos pesos ($34.472.700,oo) de multa y doce (12) meses de suspensión con la prohibición expresa de ingreso a los estadios". Esto, debido a que le pegó "un puño a un oficial de partido en el encuentro disputado por la 8ª fecha de la liga Águila II 2016".

(Vea: ¡Sin compasión! Dimayor sancionó severamente a Eduardo Pimentel)

El cundinamarqués asumió y aceptó que se dejó provocar: "jalé de la camiseta, empujé suave, pero nunca jamás hubo puño, mienten. Ahí es donde está la maldad del honorable".

Además, aprovechó para enviarle su pulla al máximo órgano del fútbol colombiano: "quien sanciona en la Dimayor no son las comisiones, esa es una gente muy ocupada por sus altos cargos en las altas cortes. Ellos solo firman".

También le puso humor al asunto, aunque recalcó que no agredió: "necesitaba unas vacaciones así de largas, forzosas pero necesarias, lo único que no acepto es que haya habido puñetazo, eso es falso".

Pero Eduardo Pimentel no asumió del todo la responsabilidad, ya que aseveró que "el único culpable de todo viene a ser la Comisión Arbitral, que a sabiendas de los gravísimos antecedentes de (Luis) Sánchez (árbitro del partido ante Nacional), nos lo volvió a nombrar".

Por último, trinó una imagen en la que compara su sanción con la que recibió el año pasado Javier Torrente, técnico del Once Caldas: