Diciembre 8, 2011

América, entre la tristeza y la esperanza

A partir de este domingo 11 de diciembre, a las 3:30 p.m., América empezará a escribir uno de los capítulos más importantes de su historia deportiva cuando enfrente en Tunja a Patriotas de Boyacá, subcampeón del Torneo Postobón y quien tendrá la última chance del año para ascender a la máxima categoría del fútbol colombiano.

Para el América, en menos de 10 días cuando se conozca el desenlace de la serie (sábado 17 de diciembre, partido de vuelta en Cali), el haberse tenido que jugar ‘la vida' por seguir en la A quedará registrado como una simple anécdota o, en el peor de los casos, como el capítulo de terror en el que cayó en desgracia otro grande del continente y, por qué no, del balompié mundial.

En el palmarés del equipo escarlata están 13 títulos del rentado nacional, que lo acreditan, junto a Millonarios, como el más ganador; cuatro subcampeonatos de Copa Libertadores y la corona de la desaparecida Copa Merconorte.

Considerado como uno de los equipo más importantes de Colombia en la década de los 80's (ganó cinco títulos consecutivos entre 1982 y 1986) y 90's (alcanzó tres estrellas; las de 1990, 1992 y 1997), sus desórdenes financieros le empezaron a pasar factura en el nuevo milenio, en el que, a pesar de la austeridad, ganó los torneos del 2000, 2001, 2002-I, y 2008-II.

Posteriormente, la crisis económica se reflejó en lo deportivo y el equipo a partir del 2009 comenzó a colgarse, no solamente en sus obligaciones fiscales, sino en la tabla del descenso; situación que lo tiene penando en este momento.

América corre el riesgo de emular la desgracia de equipos grandes a nivel mundial que se han ido a la B, tales como: Palmeiras, Corinthians y Vasco Da Gama, en Brasil; Juventus y Milan, en Italia; Manchester United, Liverpool y Arsenal, en Inglaterra; y Atlético de Madrid, en España, entre otros. La caída de River Plate, en Argentina, la más reciente de las ‘maldiciones'.

Para los juegos de la Promoción, América no la tendrá fácil, ya que al frente estará un Patriotas sediento de gloria, que se quedó ad portas del ascenso en los años de 1996 y 1997, cuando jugaba el ascenso con el nombre de Lanceros.

El equipo boyacense llega de perder por penaltis (2-0) la final del Torneo Postobón ante Deportivo Pasto, tras imponerse 1-0 en la ida, y caer por igual marcador en la vuelta.

Con el agua hasta el cuello, América deberá pasar muy rápido la página de la eliminación de la Liga Postobón II, ponerle el pecho a la adversidad y superar el trascendental reto de la Promoción, en el que no podrá contar con su arquero titular, Julián Viáfara, sancionado por dopaje; con su suplente, Diego Restrepo, expulsado ante Once Caldas; y seguramente tampoco con Jorge Artigas y Jorge Banguero, lesionados; y Jersson González, separado del equipo por indisciplina.

Temas relacionados: