Marzo 1, 2018

Lesiones duras de jugadores colombianos: cuando la otra cara de la moneda es de tristeza

El riesgo de las lesiones es inminente en un deporte de contacto como el fútbol. Y así, hay varios casos de futbolistas de nuestro país que tuvieron duros momentos, alejados de las canchas.

Jackson Martínez: desde el 17 de noviembre de 2016, comenzó la mala racha de ‘Cha-cha-chá’, cuando fue operado de su tobillo izquierdo en Portugal. A mediados de 2017 apareció otra lesión cuando parecía que todo iba bien, en ese entonces un espolón lo obligó a volver a los quirófanos. Ahora se conoció que el equipo dueño de sus derechos deportivos Guangzhou Evergrande, de China, tiene la intención de terminar con el contrato, mientras que el cafetero viajaría este sábado a territorio asiático.

Elkin Soto: el 3 de mayo de 2015 el volante colombiano vivió una dura lesión en el partido que enfrentaba con su equipo, el Mainz contra Hamburgo, en Alemania. Allí luego de intentar cazar un rebote, sufrió una luxación en la rodilla izquierda, que junto a la rotura de los ligamentos cruzados laterales y del menisco, por poco acaban con su carrera. Duró fuera de competencia por 377 días y terminó su carrera en Once Caldas.

Sebastián Pérez: en abril de 2017, el jugador paisa, quien se encontraba pasando por un buen momento con Boca Juniors, sufrió una lesión de ligamentos en su rodilla izquierda durante un entrenamiento que lo tuvo cerca de ocho meses por fuera de las canchas. Actualmente, Pérez sigue con normalidad en el equipo argentino, aunque perdió protagonismo en el onceno dirigido por Guillermo Barros Schelotto.

Vea también: Luis Fernando Muriel: “hicimos un partido correcto y disciplinado en todas las fases”

Orlando Berrío: el delantero cartagenero, quien estaba teniendo buenos partidos con Flamengo, tuvo una ruptura del tendón patelar de la rodilla izquierda, en el mes de octubre del año pasado. Posterior a la intervención quirúrgica, el equipo brasileño informó que por los próximos ocho meses el jugador no podría actuar y que inclusive el tiempo de recuperación puede ser mayor.

Falcao García: una de las lesiones que más le ha dolido a toda Colombia fue la del ‘Tigre’. El 22 de enero de 2014, el ariete cafetero sufrió una fuerte entrada de Soner Ertek, en el juego entre Mónaco y Monts d’or Azergues Chasselay, por la Copa de Francia. Al final la ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda dejó al ariete sin el Mundial de Brasil, ya que solo contaba con cinco meses para recuperarse, cuando el periodo de convalecencia superaba los seis.

Juan Guillermo Cuadrado: desde diciembre de 2017, el futbolista no ha podido volver a jugar a causa de una pubalgia que lo aquejó y que inicialmente fue manejada con un tratamiento, que no surtió resultado y obligó a la intervención quirúrgica. Su reaparición se daría finalizando el mes de marzo.

Darío Rodríguez: El delantero sufrió rotura del ligamento cruzado anterior, esguince del ligamento colateral lateral y lesión meniscal en la rodilla izquierda en marzo de 2017, situación que lo dejó el resto del año sin jugar. Para este 2018 fichó con el Pasto.

Lea acá: Denuncian vandalismo en la tribuna oriental del Atanasio Girardot

Camilo Zúñiga: una lesión de meniscos de la rodilla derecha ha acompañado al lateral derecho a lo largo de su carrera. Dicha dolencia se remonta a 2004 cuando deslumbraba por su técnica y proyección con la camiseta de la Selección Colombia. En varios momentos de su carrera estando en Nápoles, Watford y hasta en el Mundial de Brasil 2014, cuando tuvo que acelerar una recuperación para no pasar por el quirófano, le han costado esfuerzo y dolor al jugador que ahora regresó a Atlético Nacional.

Cristian Bonilla: el joven arquero de Equidad durante una práctica del equipo bogotano a inicios de febrero de este año, tuvo un choque fortuito que le dejó una fractura de la base del quinto metatarsiano del pie izquierdo, que le dio de incapacidad hasta finales de marzo e inclusive hasta los primeros días de abril.

Yerry Mina: otro de los que padeció la ‘maldición del quinto metatarsiano’ fue el zaguero oriundo de Guachené, Cauca. Para agosto de 2017, el jugador, quien militaba en ese entones en Palmeiras, estuvo por fuera de las canchas por cerca de tres meses, en donde inclusive se perdió los partidos de Eliminatoria con Colombia frente a Venezuela y Brasil.

William Tesillo: el defensor de Independiente Santa Fe fue otro de los que sufrió por el quinto metatarsiano, ya que en marzo de 2017, luego de un choque en un partido contra Sporting Cristal, resultó golpeado. La incapacidad se extendió por algo más de dos meses.

Lea acá: Cristian Zapata volvió a ser titular con Milan, que clasificó a octavos de Europa League

Bréiner Castillo: el pasado 10 de febrero el arquero de Huila sufrió un golpe en el duelo por la segunda fecha de la Liga con el Deportivo Cali que lo obligó a pasar por el quirófano, perdiéndose de esta forma la Liga Águila I.

Casos extremos:

Yilmar Angulo: el deportista que llegó a Millonarios en 2016, sufrió en la pretemporada de ese año un accidente cerebrovascular, que lo limitó en sus funciones motrices. Al final no pudo jugar con los azules y para el 2017 iba a jugar con Medellín, pero las limitaciones físicas que le dejó dicho suceso lo obligaron a abandonar su carrera con apenas 31 años.

Jorge Perlaza: el 16 de abril de 2013 comenzó el calvario del jugador, que en un partido entre Nacional y Millonarios en el Atanasio Girardot, sufrió fractura de peroné con una rotura del ligamento  de su tobillo izquierdo. Poco tiempo después se le detectó una lesión en el cartílago, que lo obligó a pasar dos veces más por el quirófano. Desde ese entonces no ha vuelto a jugar.

Carlos Rentería: desde los años 2011 y 2012 cuando jugaba en Atlético Nacional, viene presentando una artrosis de cadera que lo apartó desde 2015 de las canchas, cuando jugaba con Patriotas. La enfermedad crónica lo retiró de los terrenos de juego.