Octubre 14, 2017

Sergio Ramos jugó contra Getafe luego de tener un fuerte vómito

Foto: Twitter Real Madrid

El capitán del Real Madrid tuvo que tomar suero para jugar contra el Getafe en un partido en el que Zinedine Zidane no podía contar en defensa con Dani Carvajal y Raphael Varane.

Ramos jugó al límite de sus fuerzas en el Coliseum Alfonso Pérez y acabó extasiado en el vestuario madridista al descanso y al final del partido. El capitán dio muestras de su garra y compromiso decidiendo jugar tras tener que tomar suero para recuperar líquidos por los vómitos que tuvo desde las horas de la noche de este viernes y que se prolongaron hasta pocas horas antes del partido.

Lea también: Sevilla, con Luis Fernando Muriel en los últimos 13 minutos, cayó 1-0 contra Athletic

Zinedine Zidane reconoció que el capitán madridista no tuvo fiebre en ningún momento ni llegó a marearse, por eso tras el calentamiento decidieron conjuntamente que jugase el encuentro en el que a Ramos no se le notó que estuviese afectado.

Lea también: A media altura volará la jornada 15 de la Liga ¡Prográmese!

"Ahora está bien pero pasó la noche mala con vómitos y le dieron suero. Otra vez dio ejemplo de capitán, dando el máximo, sin borrarse nunca. Ni se le nota como estaba y ha estado al pie del cañón", aseguró Lucas Vázquez.

Temas relacionados: