Abril 2, 2013

Tres caras de Colombia Sub-17, campeón Sudamericano hace 20 años

El martes se empezó a escribir una nueva historia de las selecciones Colombia, cuando los jóvenes de la categoría Sub-17 debutaron en el Sudamericano de Argentina ante su similar de Paraguay (1-1).

El reto del conjunto comandado por el adiestrador Harold Rivera es igualar lo hecho 20 años atrás por el representativo ‘tricolor', ganador por primera, y única vez hasta el momento para el país, del título de la categoría.

¿Pero cómo se consiguió la hazaña? Tres de sus protagonistas recordaron en el Golcaracol.com los pormenores de aquel torneo disputado en las ciudades de Armenia, Tuluá y Pereira, que tuvo el debut con Brasil de Ronaldo y que consagró a Ricardo Ciciliano como su máxima figura y goleador.

Germán ‘Basílico' González (técnico):

¿Qué recuerda de aquella selección a la que usted sacó campeona Prejuvenil?

La recuerdo con mucho cariño, desde que empezamos a mirar por todos los departamentos los jugadores que tuvieran la capacidad para estar en ella. Creo que con esa selección se inició una nueva etapa para el fútbol colombiano

¿Y del Sudamericano qué recuerda?

Absolutamente todo por lo difícil y lo agradable que resultó. Lógicamente uno recuerda mucho el partido final, el que nos dio el título ante Brasil (2-2), pero en general me acuerdo de todo el certamen y del buen fútbol que mostró el equipo.

¿De esa selección cuántos llegaron a ser futbolistas profesionales?

Varios. De los que me acuerdo en este momento están Jorge Bolaño, Luis Oliveros, Ricardo Ciciliano, Javier Díaz, Alexander Posada, Iber Velasco, Jaider Molina, Luis Oliveros y Luis Pérez.

Colombia debió enfrentar a Brasil que tenía a Ronaldo ¿pintaba ya el delantero para esa figura que después descollaría en el fútbol mundial?

Ronaldo mostró toda su capacidad, pero no solamente estaba él; Chile tuvo a Sebastián Rozental y Argentina a Leonardo Biagini.

¿Cómo fue la preparación para el Mundial de Japón?

Los directivos, en cabeza del doctor Juan José Bellini, le dieron mucha importancia a la preparación y a todo lo que fue el torneo. Aunque infortunadamente no hicimos la presentación que queríamos, le ganamos a Estados Unidos (2-1) que había sido campeón Mundial, e hicimos también buenos partidos contra Checoslovaquia (derrota 1-3) y Catar (derrota 0-2).

¿Es verdad que otras selecciones tenían jugadores que parecían de mayor edad?

Nosotros cumplimos con el reglamento llevando jugadores Sub-17, pero yo creo que los deportistas rivales, tanto de Catar como de Checoslovaquia, eran mayores. Los futbolistas de ellos eran más formados físicamente, muchos tenían barba o calvicie prematura y creo que eso no da a los 16 años.

¿Qué se debe mejorar en Colombia a nivel de divisiones menores?

El fútbol colombiano necesita urgentemente un programa que le de formación integral al niño. No solo en la parte sicológica para ser profesional, sino en lo que tiene que ver con lo nutricional y académico, ya que si en dado caso el ‘chico' no llega a ser futbolista, sí sea un hombre de bien.

 

Jorge Bolaño (futbolista retirado)

¿Qué fue lo mejor de haber pertenecido a la selección campeona del Sudamericano en 1993?

Lo mejor fue que los que tuvimos la oportunidad de estar en ella éramos muchachos que nos iniciábamos en el fútbol, que teníamos muchos sueños y al final se vieron los frutos.

¿Qué sabían ustedes de los rivales que enfrentaron en el Sudamericano?

Nosotros supimos de Ronaldo, Rozental y demás grandes jugadores ya en el torneo, cuando empezaron a hacer goles. Nosotros siempre nos concentramos en nuestro trabajo, en lo que podíamos dar, en demostrar el fútbol de Colombia y su fuerza.

¿Cómo fue la experiencia de jugar el Mundial de Japón?

Fue una experiencia inolvidable el ir a jugar en un país tan lejano y con mucha tecnología. Sin embargo, los rivales eran mucho más grandes y más fuertes físicamente.

¿Qué tanta influencia tuvo el técnico ‘Basílico' González en su carrera deportiva?

Es una de las personas a las que le tengo que agradecer todo lo que fue mi vida futbolística y lo que soy como persona, porque con él tuve un gran inicio. Fue un técnico que guio a todo un grupo para hacer las cosas bien y darle un título al país.

¿Después de esa selección pudo cumplir todas sus metas como futbolista?

Recuerdo que cuando me llamaron a la preselección y después a la selección, mi sueño no sólo era el de jugar en la juvenil sino pasar después a la de mayores, jugar en el Junior e irme a Europa (estuvo 10 años en Italia). Todo lo que yo soñé lo cumplí y por eso soy muy agradecido con Dios.

¿Qué consejo le daría a los jugadores de la selección Sub-17 que participan en el Sudamericano de Argentina?

Les digo que intenten hacer lo que ellos desean en su vida profesional y personal. Que no dejen de soñar y que tengan muy claras sus metas, que me imagino que para muchos son las de llegar a una selección de mayores y jugar en el fútbol del extranjero.

 


Eduardo Calderón (arquero titular de la selección)

¿Cómo es eso que usted concentraba con la selección y al mismo tiempo presentaba exámenes finales para graduarse de bachiller?

Eso fue en la etapa de la preselección Colombia que se concentraba en Cali, de donde soy oriundo. Hablé con ‘Basílico' para que me diera permiso para seguir estudiando y graduarme. Él me lo dio, entonces yo tenía un bus que me recogía en la concentración a primera hora y me volvía a dejar cuando se terminaba la jornada escolar. Gracias a eso pude graduarme ese año.

¿Por qué usted no llegó a ser futbolista profesional?

Apenas llegué del Mundial ingresé a la Universidad del Valle a cursar ingeniería Civil y al mismo tiempo entrenaba con las reservas del Cali. En el año 1995, entrenando ya con la profesional, se me empezaron a dificultar las cosas ya que me era difícil cumplir con todo. Además, el Cali buscaba un prototipo de arquero de mayor estatura, por eso llegué a un acuerdo con el equipo para que me entregara mis derechos deportivos. Con una beca en la Universidad pude terminar mis estudios y jugar al mismo tiempo en la Primera B.

¿Qué tan complicado es en Colombia cursar una carrera universitaria y practicar al mismo tiempo un deporte de alto rendimiento?

Es muy difícil. Terminar una carrera normal en cinco años se vuelve casi imposible para un deportista que se mantiene en concentraciones o que tiene que cumplir con compromisos de entrenamiento y competencia. Ahí tendría que jugar mucho el apoyo de la institución educativa y deportiva para salir adelante. Acá los entrenamientos muchas veces son a doble jornada y eso no da tiempo para cumplir con todas las obligaciones.

¿Por qué el Mundial de Japón fue tan especial para usted?

Yo tengo ascendencia japonesa por parte de mi mamá y el haber clasificado al Mundial me dio la oportunidad de conocer el país de mis ancestros.

¿Qué influyó para que la participación en el Mundial no fuera la mejor para Colombia?

Nos afectó mucho que en ese mundial se implementó el saque de banda con el pie y los rivales eran de mayor estatura que nosotros. Eran equipos de promedio de altura de 1.85 metros.