Noviembre 22, 2017

Entérese de todas las variables de la definición del ascenso a la primera división

El tema de la reclasificación, junto al asunto de la final entre Llaneros y Leones, tiene con dudas a los aficionados respecto a quiénes y cómo podrán subir a la A. 

Tras conocerse que Llaneros y Leones jugarían la segunda final del año en la B, y que ambos podrían ser también líderes en la tabla de reclasificación, surgieron dudas por parte de los aficionados respecto a las posibilidades que Boyacá Chicó (campeón del primer semestre), Cúcuta (actual puntero de la reclasificación) y estos dos finalistas, por llegar a la primera división.

Actualmente, Cúcuta es líder de la tabla del año con 66 puntos y una diferencia de gol de +19, Leones es cuarto con los mismos 66, pero una diferencia de +13, Llaneros tiene 65 unidades y una diferencia de +14. Estos últimos pueden seguir sumando en los juegos de ida y vuelta de la final. Recordemos que en la gran final, donde espera Chicó, no se suma para esta tabla.

Vea áca: Nacional se extraña con el caso de Dayro Moreno y dice que tiene todo listo para su continuidad

Remitiéndonos al reglamento de la Dimayor, estas son las diferentes variables para conocer los dos nuevos inquilinos del próximo año en la máxima categoría del balompié nacional:

Cúcuta Deportivo

El conjunto ‘motilón’ tiene una única chance de disputar uno de los dos cupos del ascenso y sería contra el perdedor de la gran final. El reglamento señala que: “El club que tenga la mayor puntuación en la reclasificación total del Torneo Águila 2017 disputará una llave de ida y vuelta con el club que pierda la gran final”.

Sin embargo, es imposible que Cúcuta termine primero de la reclasificación. Pues como está la tabla, Leones o Llaneros le quitarán este puesto. Así que los ‘motilones’ deberán esperar que quién sea líder, también quede campeón de la gran final.

En dado caso, si Cúcuta es el que sigue en esta tabla (segundo de la reclasificación), jugaría contra Chicó, perdedor de la gran final. Esto no se encuentra en el reglamento, pero según Iván Novella, gerente de la Dimayor: “Si el equipo que tiene más puntos en la reclasificación, ya ascendió ganando la gran final, por analogía, la fase de repechaje sería entre el perdedor de la gran final y el segundo de la reclasificación. Sí fuera Chicó el segundo, no habría necesidad, pero como no es el caso. Por eso el Cúcuta sigue con chances”, afirmó a GolCaracol.com.

Lea acá: En asamblea de Dimayor del 12 de diciembre se aprobaría periodo de vacaciones de futbolistas

Leones

Quedando campeón del Torneo Águila-II y ganando la gran final, el cuadro antioqueño asciende. Leones, empatando uno de los dos juegos frente a Llaneros se asegura el liderato de la reclasificación. Por lo que, en caso de no vencer al onceno de Villavicencio, tendría que esperar al perdedor entre el equipo del ‘Viejo’ Patiño y Chicó.

Pero si llegara a la gran final, como primero de la reclasificación, sin importar el resultado frente a Chicó, Leones ascendería.

Lea también: Dayro Moreno y Andrés Cadavid, podrán jugar los cuartos de final con Nacional y Millonarios

Llaneros

El cuadro dirigido por el ‘Viejo’ Patiño prácticamente cuenta con las mismas variables de Leones. Sin embargo, debe sumar al menos dos puntos en la final del Torneo Águila-II para ser primero en la reclasificación.

Boyacá Chicó

Los boyacenses ganando la gran final ascienden. En caso de perderla, jugarán contra el primero de la reclasificación y si éste fuera quien le ganó, se enfrentará al segundo de la tabla de todo el año.